Te mostramos las baterías más grandes y extrañas del mundo

Te mostramos las baterías más grandes y extrañas del mundo 2

¿Que tal si se necesita una batería realmente grande, lo suficiente como para hacer funcionar a toda una ciudad?, esta es una pregunta que los inventores han estado lidiando desde hace varias décadas, nadie desea que el hospital o el refrigerador funcione de forma intermitente cuando la demanda de electricidad suba de golpe, o cuando la planta eléctrica necesite de algunas reparaciones. Esta resulta ser una pregunta muy difícil de responder, hoy en la actualidad con el ascenso de las fuentes de energía verdes como por ejemplo la energía eólica o energía solar, la necesidad de almacenamiento eléctrico a una escala industrial se está volviendo cada vez más un poco más vital para poder asegurar que haya electricidad, incluso después de que se ponga el sol o la brisa desaparezca un poco.

Gracias a su notable ingenio los técnicos han dependido de una veintena de diferentes fuerzas y estados físicos, como por ejemplo: temperatura, fricción, gravedad e inercia para así mantener la energía que se encuentra almacenada para su liberación posterior. Por esta razón una compañía eléctrica en Gales ha ideado un lago especial en la cima de una montaña y en Alemania una empresa especializada en servicio eléctrico bombea a cavernas subterráneas llenas de aire comprimido, a continuación te mostramos una lista con las baterías más extrañas del mundo:

  1.  Aire comprimido dentro de una caverna: Durante la década de los 70’s, una empresa eléctrica alemana quiso construir una planta de almacenamiento flexible que fuera capaz de responder a repentinos picos en la demanda de electricidad, debido a que sus plantas convencionales -en especial el carbón- no se encontraban diseñadas para elevar o bajar el suministro de forma rápida. No tenía el terreno ondulante necesario para una planta hidroeléctrica, la cual puede comenzar a operar rápidamente cuando aumenta la demanda, esta tenía unos antiguos depósitos de sal subterráneos.

    Guiándose en la técnica utilizada para almacenar gas natural y petróleo en lo profundo de la tierra, se canalizó agua a los lechos de sal para así disolver y crear dos cavernas a menos de un km por debajo de los campos verdes de Huntorf. Esta es la técnica ahora implementada por los novedosos depósitos de inercia, se trata de los acumuladores de agua que van a permitir mantener la calefacción dentro del hogar sin gastar demasiada energía.

  1. Sal fundida para acumular los rayos del sol: En el desierto de Tonopah, encontrado a unos 322 km al noroeste de Las Vegas, esta es una enorme espiral de espejos que rodea a una torre de concreto que posee unos 55 pisos de altura, la cual está coronada por un intercambiador de calor de 30 mtrs formado por tubos, esto no es una reliquia de algún rito pagano completamente místico, sino la instalación de Energía Solar de Crescent Dunes. Esta es la primera planta de energía solar concentradora a escala industrial en el mundo que usa sal súmamente caliente para extender el uso de la energía solar más allá del ocaso.
  1. Ruedas giratorias que hacen funcionar a una grúa:  Fue creada por una cooperativa eléctrica que deseaba reemplazar su antigua grúa que funcionaba con diesel por una nueva que fuera eléctrica y mucho más rápida, esta sería capaz de ofrecer un servicio a barcos más grandes y a pilas de contenedores más altos, haciendo un poco más eficientes las operaciones de embarque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *